El ultrasonido se postula como la mejor opción para el mantenimiento naval

La tecnología del ultrasonido ha supuesto toda una revolución en el sector por su eficacia. Gracias a ella, se pueden conseguir grandes resultados en multitud de aplicaciones. Cuenta con una solución inmejorable a la hora de limpiar cualquier elemento de tipo naval o bien, plantas de producción de energía.

Así, se pueden limpiar pistones, inyectores, turbos, enormes culatas y todo tipo de elementos mecánicos. A la hora de limpiar motores de barcos y otros tipos de embarcaciones, hay que contar la mejor tecnología en ultrasonidos para conseguir óptimos resultados. ¿Por qué el ultrasonido es la mejor opción? Puesto que es de fácil integración y escaso consumo de recursos, posibilita su uso en todos los entornos con sistemas tanto multietapa como líneas automatizadas. La maquinaria, de capacidad considerable y con altas dosis de resistencia, puede soportar importantes cargas. La máquina de ultrasonidos es capaz de crear un proceso de cavitación interesante.

La implosión de burbujas en un medio acuoso, logra la eliminación total de residuos en todas las piezas que se encuentren sumergidas, siempre conservando el material base. Asimismo, se optimiza el proceso industrial y se aumenta la calidad en el resultado final de dichas piezas.

En cuanto a sus ventajas, destacan varias y realmente interesantes. Por un lado, una alta calidad de limpieza superficial y en todos los intersticios. Además, se elimina la total contaminación de las piezas, que resulta de gran utilidad a nivel ecológico. Por otra parte, se suprimen los elevados costes derivados de la mano de obra. La limpieza resulta homogénea y es muy complicado lograrla a través de un operario o un equipo de aspersión.

Otra de las que conviene remarcar es la eliminación de los óxidos y el acabado superficial equivalente a un chorreado de arena, sin la supresión de material base. La última de ellas a destacar es el incremento de la productividad de los talleres y la aceleración que existe en los procesos de reparación.

Como se puede observar, el ultrasonido es la mejor solución e inversión para hacer frente al mantenimiento naval. Eficacia, rapidez y resultados son algunos de los adjetivos con los que se podría describir este tipo de limpieza que garantiza soluciones óptimas.