Tiempo, calor, detergente y ultrasonidos se combinan en la limpieza de superficies industriales

La cavitación producida por los ultrasonidos con frecuencia 28kHz tiene un poder de limpieza comparable con un micro-cepillado. La ventaja de este método de limpieza está en su eficiencia y la capacidad de limpiar sin dañar las piezas. Atrás quedan procedimientos mucho más agresivos con los materiales a tratar, con las evidentes consecuencias de desgaste sobre los mismos.

Gracias a los ultrasonidos con frecuencia 28kHz se puede reducir el uso de detergentes hasta seis veces respecto a otros métodos de limpieza, con una clara ventaja en términos de ahorro económico y mayor seguridad del lugar de trabajo. La prevención de riesgos laborales resulta mucho más sencilla de implementar en la empresa a través de un sistema de estas características. Una vez puesto en marcha el ciclo de limpieza, la maquina no necesita la intervención del operador.

Tiempo, calor, detergente y cavitación son los factores que intervienen en el proceso de limpieza. Se pueden combinar de diferentes maneras dependiendo de los restos a remover, la superficie a limpiar y los objetivos del proceso de limpieza. Si uno de los factores se reduce, debe ser compensado por uno o más de los otros factores con el fin de obtener un resultado final satisfactorio.

Nuestra frecuencia de 28kHz permite generar una cavitación que libera mayor energía de los 38-40 kHz por ejemplo. Por esta razón, Ultratecno puede reducir tiempos del ciclo de limpieza y cantidad de detergente empleado. El equilibrio entre potencia de los ultrasonidos, tiempo, temperatura del agua y detergente hace que un proceso de limpieza funcione. Además Ultratecno puede añadir otro factor, que es el movimiento del elevador, que contribuye y acelera la limpieza de la pieza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Seleccionar el detergente apto para un material específico (acero, aluminio, cobre, plástico etc.) y para eliminar una determinada tipología de partículas contaminantes es un factor clave en el proceso de limpieza. El tiempo del ciclo depende de la superficie a limpiar y de la suciedad a remover.

Hasta los rincones más difíciles

Este sistema de limpieza permite acceder a orificios pequeños, cuya dificultad era indudable con los procedimientos tradicionales de limpieza. La ventaja de utilizar los ultrasonidos en un tanque de agua es que la energía liberada tiene efecto en cualquier lugar donde pueda penetrar el agua. Y la potencia generada por los ultrasonidos de una frecuencia más baja como 28kHz ayuda a obtener una potencia limpiadora mayor, siempre en el respecto del material.